Puntas de destornillador

Destornilladores: principales tipos y tamaños

Historia de los destornilladores:

A ciencia cierta no se sabe de dónde vienen los destornilladores, pero se cree que todo empezó en talleres de carpintería donde después de introducir el clavo en la madera, los carpinteros querían volver a sacarlo. Para ello, les hacían una pequeña ranura en la cabeza y le daban media vuelta para tener un mayor agarre.

Con el paso de los años estos elementos se fueron desarrollando, dando a luz a los primeros tornillos y consecuentemente se crearon los primeros destornilladores. Hoy en día los tornillos son un elemento fundamental en la mayoría de los elementos que nos rodean y obviamente el destornillador paralelamente ha cogido su protagonismo.

Es por ello que hoy en día podemos encontrar destornilladores en la mayoría de cajas de herramientas tanto para uso doméstico o uso profesional.

Qué es un destornillador

Pero, ¿Qué es exactamente un destornillador? Pues el destornillador es una herramienta que sirve para apretar o soltar tornillos mediante la transmisión del giro de nuestra muñeca sobre el destornillador.

Partes de un destornillador

Los destornilladores son herramientas constituidas por tres partes destacables, por un lado, el mango, la segunda parte de un destornillador es la varilla y la tercera es la punta.

Mango de destornillador:

El mango del destornillador es la parte donde sujetamos la herramienta. Dicho elemento puede ser de diferentes materiales como la madera, metal o plástico y tiene que tener la forma adecuada para transmitir la fuerza de la mano al tornillo de una forma cómoda y ergonómica.

Varilla:

Generalmente la varilla suele ser rígida, pero podemos encontrar casos en los que puede ser flexible para realizar ciertos trabajos de precisión. Este es el punto de unión entre el mango y la punta y su diámetro y longitud puede variar en función del tipo de herramienta.

Punta:

La punta del destornillador es el punto a destacar ya que tiene una forma específica que se encaja en la ranura del tornillo. Aquí es donde vamos a necesitar un destornillador diferente dependiendo del tornillo que queramos manipular.

Partes del destornillador

Tipos de destornilladores

Dentro de los destornilladores podemos encontrar diferentes tipos y materiales dependiendo el uso que le vamos a dar.

Profesionales:

Los destornilladores profesionales destacan por su alta calidad en materiales siendo la herramienta óptima en términos de resistencia al choque, corrosión, dureza y resistencia al impacto. Este tipo de destornilladores son frecuentemente usados por profesionales como carpinteros, albañiles, industria… en los trabajos que realizan en su día a día.

Destornilladores imantados:

Los destornilladores imantados, como su nombre indican, tienen una punta imantada para una óptima sujeción del tornillo, evitando que se caigan, sobre todo en la primera fase inicial de apriete del tornillo.

Precisión:

Los destornilladores de precisión son una herramienta que destaca por su punta reducida para realizar ciertos trabajos de precisión. Este tipo de destornilladores son frecuentemente usados en dispositivos electrónicos como ordenadores o teléfonos móviles, o en el mundo de la relojería ya que cuentan con tornillos muy pequeños en sus componentes.

Destornilladores de puntas intercambiables:

Los destornilladores de puntas intercambiables destacan por su ranura en el cabezal que nos da la opción de acoplar cualquier tipo de punta y hacer un cambio rápido. Estos son unos destornilladores muy versátiles por las opciones que da.

Antichispa:

Los destornilladores antichispa están fabricados en materiales que no producen chispa en caso de caída. Este tipo de herramienta son frecuentemente usados en espacios donde la caída de una herramienta puede causar una chispa y consecuentemente un problema, este sería el caso de estaciones petrolíferas o espacios donde puede haber peligro por algún gas.

Aislados:

Los destornilladores aislados son frecuentemente usados en espacios electrificados, cuadros o instalaciones eléctricas. Dichos destornilladores destacan por tener una membrana externa sobre la varilla que dan el plus de protección necesario. Este tipo de herramientas dan seguridad en trabajos en tensión de hasta 1.000V.

Destornilladores ESD:

Los destornilladores ESD son frecuentemente usados en trabajos con componentes electrónicos ya que disipan la carga electroestática gracias a su mango. De esta forma el componente electrónico está protegido de cualquier carga electroestática que lo pueda afectar.

Destornilladores de carraca:

Los destornilladores de carraca destacan por su mecanismo de carraca que permite atornillar sin tener que separar la punta del tornillo. Gracias a este sistema la tarea de atornillado es más fácil y rápida.

Destornilladores dinamométricos:

Los destornilladores dinamométricos destacan por su sistema de embrague que libera la fuerza una vez llega a cierto par de torsión no permitiendo apretar más. Su uso es muy interesante en sectores como la automoción donde el par de apriete de ciertos componentes está establecido por el fabricante.

Tipos de puntas de destornilladores

En otro post mencionamos más a detalle cada uno de los tipos de puntas de un destornillador y sus usos, pero los más conocidos serian:
– Puntas de destornillador PH
– Puntas de destornillador PZ
– Puntas de destornillador Plana
– Puntas de destornillador TX
– Puntas de destornillador Hexagonales
– Puntas de destornillador de vaso

Tipos de puntas de destornillador

¿Cuáles son los mejores destornilladores del mercado?

Es complicado determinar cuáles son los mejores destornilladores del mercado ya que todo va a depender del uso que le vayamos a dar, pero la gama de destornilladores profesionales de Bianditz destacan por su punta de larga duración en aplicaciones intensas y duraderas y su mango ergonómico y antideslizante fabricado en elastómero con textura rugosa para máximos pares de torsión.

Para más información puede visitar el catálogo de destornilladores Bianditz.

¿Cómo elegir el destornillador adecuado?

Para elegir el destornillador adecuado, primero tendremos que ver el cabezal del tornillo con el que queremos trabajar y buscar el destornillador que mejor se adapte en ese caso.

Ya hemos mencionado los diferentes tipos de puntas de destornillador pero tenemos que tener en cuenta los diferentes tamaños de la punta del destornillador y las diferentes variantes en la largura de la varilla, que nos van a condicionar en nuestros trabajos.

Ahora el destornillador que necesitemos será diferente en cada caso de uso, si eres electricista es importante el uso de destornilladores aislados, en cambio si somos relojeros lo más probable es que necesitemos un buen kit de destornilladores de precisión.

Mantener el destornillador en buenas condiciones

Si queremos alargar la vida útil de la herramienta es importante mantener el destornillador en buenas condiciones. Para ello te damos los siguientes consejos:

– Usa el destornillador especifico para el cabezal del tornillo con el que vamos a trabajar.

– Ejerce cierta fuerza sobre el tornillo cuando estemos trabajando con el destornillador, de esta forma evitaremos que el destornillador salga del cabezal evitando roturas del tornillo o del destornillador.

– Trabaja en superficies adecuadas y siempre con le destornillador a 180º del cabezal del tornillo.

– No uses el destornillador para usos para los que no se ha concebido.

¿Dónde comprar Los destornilladores Bianditz?

Si estás pensando en comprar un juego de llaves destornilladores profesionales, no dudes en pasar por tu ferretería más cercana y preguntar por los destornilladores de la marca Bianditz.

No etiquetas

Relatest posts

Tipos de llaves allen
Herramientas anticaida para trabajos en altura small
Herramientas para moto
como quitar un tornillo roto
Herramientas para carpinteria